4 marzo, 2013

La planta de reciclado de poliolefinas se compone de las siguientes fases:

– PRE-TRATAMIENTO DE LAS MUESTRAS:

Se realiza una molienda de las muestras para homogenizar por completo su tamaño y de esta forma, conseguir el máximo rendimiento posible en el proceso de contracción posterior.

– TRATAMIENTO TÉRMICO DE POLIOLEFINAS:

El tratamiento térmico de las poliolefinas se lleva a cabo en un tambor rotativo con sistema calefactor. Se controlarán los parámetros de temperatura y velocidad del tambor, para optimizar el proceso. Por lo tanto, del tambor rotativo se distinguirán dos corrientes: las poliolefinas que se hayan deformado por acción del calor (con bajo contenido de PP) y las poliolefinas que no se encuentren deformadas (con alto contenido de PP).

 

– SEPARACIÓN DE POLIOLEFINAS: 

La separación de las dos corrientes de poliolefinas se llevará a cabo en el separador vibrante neumático, en el que por medio de la vibración y de corrientes de aire, se lleva a cabo la separación de las distintas muestras de poliolefinas, en función de la contracción que se ha llevado a cabo previamente.